Hermanos beneméritos

Cardenal Arzobispo Francisco Javier Cienfuegos y Jovellanos – Hermano de la Corporación

La Hermandad recibió como hermano al Cardenal Cienfuegos y Jovellanos en el año de 1825. Al año siguiente el Cardenal Cienfuegos, con motivo del Jubileo del Año Santo, dictó unas instrucciones pastorales en las que hizo públicas sus ideas sobre la necesaria revitalización del estamento eclesiástico. Todos sus esfuerzos se dirigieron en regenerar la situación del clero, preocupándose por su formación y sobre todo por su ejemplo.

Nacido en Asturias Francisco Javier Cienfuegos y Jovellanos fue sobrino del arzobispo Llanes y del erudito Jovellanos. De carácter conservador y absolutista se destacó fundamentalmente por predicar con el ejemplo, por ello se preocupó por la formación del clero secular creando el Seminario de Sanlúcar de Barrameda.

D. Ángel Rodríguez Magaña – Hermano Honorario

Poco sabemos de este escultor, y lo que engrandece a su persona fue la prolífica vida que desarrolló en el seno de la Hermandad. En 1907 reorganizada la cofradía, se programa una salida extraordinaria del paso del Sagrado Decreto. Para la restauración de las imágenes se piensa en Magaña. Este escultor talló una nueva imagen de san Jerónimo, el angelito que representa el Amor Divino y el dragón. Por su labor fue nombrado Hermano Honorario y él, en agradecimiento, regaló para esta primera salida del paso un manto de terciopelo verde para Dios Padre. Además, fue quien realizo la Dolorosa que ocupó el lugar de la Virgen de la Esperanza en el Misterio de las Cinco Llagas hasta que fue sustituida por la Concepción de Antonio Bidón.

D. Braulio Ruiz Sánchez (1911-1967) – Hermano Honorario

De profesión pintor y decorador, fue el encargado del proyecto del bordado del manto blanco de la Virgen de la Esperanza. Por este hecho se le nombró Hermano Honorario. Este hombre bastante prolífico fue además colaborador gráfico en los años de fundación del Periódico ABC de Sevilla.

D. Juan Manuel Rodríguez Ojeda (1853-1930) – Prioste de la Hermandad

El bordador Rodríguez Ojeda fue hermano de la Hermandad del Sagrado Decreto. Perteneció a varias juntas de gobierno. En la presidida por D. Manuel Camino como Hermano Mayor, elegida el 1 de mayo de 1881, figuró como Prioste I.

Nació en 1853 y su labor como bordador y diseñador marcó la revolución en el mundo de la Semana Santa actual, labor que desarrolló desde 1874 hasta su muerte en 1930. Su labor se desarrolla en dos etapas, una primera de carácter restauracionista, de 1875 a 1900, donde el modelo romántico de sus palios y mantos (Lágrimas, Estrella, Victoria) fueron ejemplo a seguir y tuvo el culmen en el manto de malla de la Macarena (1900).

D. Enrique Cortés Miura (1890-1957) – Mayordomo de la Hermandad

Fue un fervoroso cofrade y mayordomo segundo de la Hermandad. La Cruz de Guía, primera insignia de nuestra hermandad, fue realizada por él mismo en el año 1951. Siempre desprendido con la Hermandad regaló la peana y los respiraderos del paso de palio realizados por los Sres. Fernández.

En el año 1934 el paso para el Cristo de las Cinco Llagas que había comenzado a tallar José Gallego, se encontraba sin terminar, y por ello se trasladado a la casa de Cortes Miura. Este admirable hermano dedicó todo su tiempo libre a la conclusión del mismo. En el Libro de Cuentas detalla todos sus trabajos: talla las cartelas del canasto y las ocho cartelas remate en las esquinas de los respiraderos, ensambla y pega los candelabros, hace los penachos y acopla toda la talla. Todo este trabajo lo valora en 877 pesetas. Al parecer contó con el asesoramiento y ayuda del tallista José Gil, a quien tradicionalmente se le ha atribuido, y Ricardo Pardal.

José Prieto Carreño –  Hermano Mayor de la Hermandad

Segundo Hermano Mayor del Siglo XX, contribuyó en gran medida a incrementar el patrimonio de la Hermandad regalando unos varales lisos para el Palio de la Esperanza así como la donación realizada por su madre, Dña. Concepción Carreño, de los cuadros de San Isidoro, san Leandro, san Agustín y San Ramón Nonato.