Cortejo del Paso de Palio

Bandera Blanca

La insignia que abre el segundo tramo del cortejo del paso de palio es la Bandera Blanca, que tiene las mismas características que la Bandera Negra del paso de Cristo salvo el color de fondo, que en este caso, por ser una insignia del paso de Virgen, es de color blanco.

Banderín de la Juventud.

Los años setenta y ochenta del pasado siglo fueron especialmente ricos en cuanto a la incorporación de jóvenes hermanos a las Cofradías sevillanas. Muchas de ellas llegaron

a constituir los llamados grupos jóvenes que todavía perviven en algunos casos, en los que los hermanos de menor edad conseguían integrarse en la vida corporativa y tener actividades propias. El germen de muchas Juntas de Gobierno actuales se encuentra en dichos grupos, del que salieron la mayoría de oficiales que hoy ocupan puestos de responsabilidad en las Hermandades. En algunas, como este caso, llegaron a realizar una insignia que los representase en el cortejo e incluso en alguna otra procesión a la que fuesen invitados. El Banderín del Grupo Joven presenta un paño cuadrangular con flecos dorados al que el bordado hace ir colocado en forma romboidal, llevando bordado en su centro el escudo de la Hermandad y alrededor la leyenda GRUPO JOVEN HERMANDAD DE LA SANTISIMA TRINIDAD y una cenefa de inspiración barroca. Los bordados son obra del Taller de Fernández y Enríquez (1993).

Bandera Concepcionista.

La siguiente insignia es la Bandera Concepcionista. La inclusión de insignias con el misterio de la Inmaculada Concepción data del siglo XVII, cuando surgió la controversia en torno a ese misterio, destacándose las Hermandades sevillanas en su defensa y creando insignias para su reivindicación, como los Simpecado o Sine Labe. Las Banderas Concepcionistas, como en nuestro caso, hacen referencia, sin embargo, a recordar la definición del Dogma de la Inmaculada. Consta de un paño de raso celeste, con un lienzo de la Inmaculada en una cara, orlado por una cenefa bordada en oro, mientras que el reverso es de raso blanco, con una inscripción bordada alusiva a la declaración dogmática y a la celebración del primer centenario de dicha declaración, ya que con ese motivo fue realizada en el año 1954.

Estandarte corporativo.    

El Estandarte es la insignia principal de la Hermandad, y la única que debe presidir todos los cultos y figurar en cualquier representación de carácter religioso de la misma.

Primitivamente era una Bandera, con el escudo de la corporación pintado o bordado, que se recogía en señal de luto. Hoy ello es sólo simbólico, y el Estandarte se elabora directamente con la citada forma de Bandera recogida, lo que popularmente ha provocado llamar a esta insignia Bacalao. A esta forma se le añaden profusión de bordados en la mayoría de los casos, hasta cubrir gran parte de su superficie.

Nuestro Estandarte presenta un rico bordado barroco, centrado en el escudo de la Hermandad, sobre terciopelo de color Burdeos. Los bordados fueron realizados por el Taller de Sobrinos de José Caro, en 1935, aunque fueron enriquecidos en 1983 en el Taller Santa Bárbara. El Asta es obra de Hijos de Juan Fernández.

Bocinas del paso de palio.

Los Bordados, que representan el escudo de la corporación orlados por una gran cenefa, son obra de Sobrinos de José Caro en 1939. Las piezas de orfebrería fueron realizadas en el Taller de Hijos de Juan Fernández.