Proyecto ‘Madre Esperanza’

“Todos somos responsables de todos”

Proyecto ‘MADRE ESPERANZA’

 

Esta iniciativa está formada por  miembros voluntarios que,  con  la Hermandad de la Trinidad,  quieren colaborar en este proyecto asistencial,  pero centrando esta participación  específicamente en la ayuda a  los niños de reclusas que, por su edad, conviven con sus madres dentro del Centro Penitenciario; ello en coordinación con la Delegación Diocesana de Pastoral Penitenciaria.

Niños que crecen en un ambiente cargado de dificultades y marcados (sin tener culpa de nada) ante tanta adversidad, y que necesitan salir adelante con el amor de una madre luchadora, y sobre todo, con muchísima Esperanza.

Nuestro objetivo es colaborar  para ofrecerles a estos niños un lugar donde, creciendo con Esperanza, aprendan a ser felices sin dejar se de ser niños, ayudando a que crezcan bajo el amor y la dedicación de una madre luchadora que, ante sus errores, trata de hacerlo lo mejor posible para ella misma y por supuesto y ante todo para su niño.

Intentamos ser una ayuda al drama aquel; del  que se quiere salir y se ve frustrado por las circunstancias que le rodean. Queremos ser una mano abierta que tire de otras manos, donde todos puedan sentirse valorados, apoyados e impulsados a la vida, al trabajo y a la felicidad.

 “Madre Esperanza” pretende colaborar,  de manera periódica,  en el sostenimiento de los  gastos  para cubrir las necesidades en prendas de vestir y de material escolar de estos niños; y  ayudar a sus madres, cuando abandonen el Centro Penitenciario, para que puedan afrontar con dignidad los primeros meses.

¡Anímate a participar apuntándote a través del siguiente formulario!.

Nombre* (requerido)

Apellidos* (requerido)

DNI* (requerido)

Su e-mail* (requerido)

Teléfono Móvil* (requerido)

Teléfono Fijo

Desea que contactemos con usted...

 ... vía telefónica

 ... vía correo electrónico

Coméntenos cualquier otro dato que considere de interés

--------

Pulse la tecla ENVIAR para concluir el formulario


Portada Madre Esperanza