450 años de historia en nuestra capilla

Cuando visitamos la Iglesia de la Trinidad, actual Basílica de María Auxiliadora, en el lado del Evangelio y perpendicular a la nave del templo nos encontramos con la Capilla de la Hermandad del Sagrado Decreto.

Fue el 15 de agosto de 1567 cuando, la comunidad de los trinitarios de Sevilla celebró un capítulo en el que acordó adjudicar a la Hermandad de las Cinco Llagas un pequeño cercado anexo a la iglesia conventual para que edificase en él su capilla propia. Más tarde, se aprobaron las escrituras de asiento y concierto con las obligaciones que ambas partes asumían. Por tanto, gracias a este documento, sabemos que hoy se cumplen 450 años que la Hermandad de la Trinidad tiene su residencia canónica en su capilla propia del antiguo convento trinitario, hoy Basílica Menor de María Auxiliadora.

Con cerca de cinco siglos de historia, el solar ha sido remodelado en muchas ocasiones, siendo la última en el año 1976, dándole el aspecto que conocemos hoy. Esta obra consistió en la demolición del techo que se encontraba en muy mal estado sustituyéndose por el actual que está inspirado en el artesonado de la Basílica de San Juan de Letrán de Roma. También se construyó el altar de Nuestra señora de la Esperanza y los dos laterales. Mide casi 15 metros de largo y 6,5 metros de ancho.  Al fondo de la nave nos encontramos el altar de Nuestra Señora de la Esperanza, flanqueado por dos pequeñas puertas: una conecta con la casa de hermandad y otra con la sacristía. En el lado izquierdo se encuentra el altar del Santísimo Cristo de las Cinco Llagas, a un lado María Santísima de la Concepción y al otro San Juan Evangelista a modo de  calvario. En el lado derecho se encuentra el grupo escultórico de la Santísima Trinidad compuesto por Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo y en una pequeña hornacina el Arcángel San Miguel.

La decoración es sencilla y se encuentra colgados en los muros cuadros de cierto valor artístico: San Isidoro y San Leandro copias de Murillo, San Jerónimo y un Calvario; todos ellos de la escuela sevillana y fechables entre el siglo XVII y XVIII. En el año 2011 se restaura el camarín, donde se dispone la Bendita Imagen de la Virgen de la Esperanza, y se amplia el altar del Cristo de las Cinco Llagas.