Misa de Hermandad y Bar de Caridad

Queridos Hermanos Trinitarios.

En el día de mañana, celebramos nuestra Misa de Hermandad donde se proclamará Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (22,34-40). En la lectura, nuestro Señor Jesucristo destaca sobre un mundo saturado de leyes burocráticas, los dos mandamientos que deberían prevalecer por encima de todo, el Amor a Dios, y el Amor a nuestros prójimos como si de nosotros mismos se tratase.

¿Cómo se ama a Dios?, ¿Qué busca con ese amor incondicional hacia todos nuestros hermanos?, ¿Por qué esa importancia desprendida y generosa a nuestros hermanos que habitan entre nosotros y por los que deberíamos darlo todo?.

En nuestra Misa de Hermandad de mañana, que será oficiada por D. Francisco Ruiz Millán -SdB-, dispondremos de la oportunidad de encontrar muchas respuestas si atendemos y aprendemos a comprender la palabra de nuestro Señor. Dios y el Amor, marcará una Misa de Hermandad donde la colecta irá destinada a la Diputación de Caridad, cuyo trabajo, es otra muestra del amor que podemos aportar humildemente a nuestros hermanos que más nos necesitan.

Lectura del santo evangelio según san Mateo (22,34-40):

En aquel tiempo, los fariseos, al oír que Jesús había hecho callar a los saduceos, formaron grupo, y uno de ellos, que era experto en la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba: «Maestro, ¿cuál es el mandamiento principal de la Ley?»

Él le dijo: «”Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser.” Este mandamiento es el principal y primero. El segundo es semejante a él: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” Estos dos mandamientos sostienen la Ley entera y los profetas.»

Palabra del Señor

p.txt

BAR DE CARIDAD

 

Tal y como anunciamos el pasado día, la Diputación de Caridad organiza un Bar de Caridad para recaudar fondos para nuestras Obras Sociales. Al igual que el pasado mes, nos gusta seguir informando a todos nuestros Hermanos y amigos de los diferentes proyectos en los que seguimos inmersos con plena dedicación e ilusión en nuestro cometido, por ello, os animamos nuevamente a a que participéis activamente en la organización y convivencia de nuestro Bar de Caridad, así como en la colecta de la Eucaristía.

Anímate a participar desde la fraternidad trinitaria que compartimos desde el corazón y con el Amor que Dios nos demanda.